jueves, 3 de noviembre de 2011

La vida

La muerte me enseñó algo muy importante, y es que hay que vivir la vida al máximo y bien.
Losé, es difícil vivirla bien siempre, ya que no todos los días son buenos, pero también hay que acordarse, de que nunca nadie dijo que vivir fuese una tarea fácil.
La vida es un camino, un camino en el cual dos por tres nos encontramos una piedra, y ya sea grande o pequeña, una vez que tropezamos con ella, tenemos que levantarnos y seguir con la cabeza en alto; y luego de eso no deprimirse por el tropezón, sino que alegrarse, por haberte levantado, por haber salido adelante, y también hay que aprender a evitarlo, para que la próxima vez no vuelvas a tropezar con ella.
Mas allá de los problemas que pueda llegar a tener uno, hay que vivir la vida al máximo, aprovechar cada momento, como si todo terminara, como si no hubiera un mañana.

2 comentarios:

  1. Una cosa curiosa que me pasa cuando investigo por los mundos cibernéticos es llegar a sitios que acaban de empezar, unos me gustan, otros no. Los que me gustan me quedo, hace ilusión empezar a tener seguidores. y me paso para verlos crecer.
    Este es de los que me gustan, cuidalo y ya verás como te sorprende, el mío en 3 meses es... bueno, ya te preguntaré dentro de 3 meses a tí.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola ^^ vi tu comntario en mi blog. Me gustó mucho ver que tu "primera" entrada tratase de la vida, aunque yo no pase por un buen momento precisamente...
    Te sigo ;)

    ResponderEliminar